sábado, 6 de septiembre de 2008

Sex Time I: Gusto y Fetiches


Bueno, cuando decía que este blog es sobre “Mi Vida y Obra sin Censura”, no hablaba carreta, así que esta vez hablare de sexo.


Como bien habrán podido leer mis pocos o muchos lectores, soy abiertamente homosexual, a pesar de vivir en un país repleto de tabúes y prejuicios, y de ser profesional en un área muy machista (para los que no saben soy cuasi ingeniero de petróleos)..en fin, el asunto es que como buen miembro del coro, cofradía o como se llame…en fin gay o lo que sea, existen cosas que me fascinan y matan de mis congéneres masculinos y citare cuales son mis preferencias sensuales y mis fetiches.


Hombría: Como no, me gustan bien varones, que sea algo de hombre a hombre, no de hombre a intento fracasado de hombre o mujer; porque esto ultimo no es lo que me complemente..nada como la fuerza de un beso viril, un abrazo fuerte y una voz gruesa al oído diciendo cosas que van desde lo tierno hasta lo mas sucio y sensual (grrr).


Ojos: Cuando conozco a alguien tras hacer un breve repaso de su hombría, lo primero que hago es verle a los ojos, pues se me hace que gran parte de la belleza de las personas radica allí, además, en la mirada suelo deducir muchas cosas respecto al sujeto en cuestión. Unos ojos bonitos no necesariamente han de ser claros, bien pueden ser castaños o negros con una gran expresividad especialmente acompañados de unas buenas cejas gruesas y pobladas, pero que estos tengan su carisma y transmitan simpatía, carácter y ternura…además de picardia…grrr.


Labios: Wow, me encantan los labios carnosos y bien formados que te invitan a besar…woofff, definitivamente de color rosado con aspecto de un durazno fresco recién cortado, y que ojala alberguen una buen sonrisa picara…me incitan ya a todo.


Barba y vello: No existe cosa mas viril que la barba y el vello en un hombre…simplemente lo defino como el imán hacia el sexo salvaje y desenfrenado. Una buena barba puede hacer parecer a un tipo desde bohemio hasta un completo semental… y el vello, especialmente en pecho, trasero, piernas y panza…wow, marca el camino de juguetona lengua y dientes, que modestia aparte, han hecho que mas de uno gima desesperado por la ansiedad de lo que sigue.


Panza: No me molesta un abdomen plano o tipo chocolatina, pero, tampoco me matan, simplemente me parecen aceptables…en cambio una panza, me incita a muchas cosas…de por si me gustan los hombres de contextura gruesa y aspecto mas bien rústicamente bellos como si fuesen estalactitas (nada que ver con los tipo modelo de catalogo rasurados o lampiños ni flacos anoréxicos), una panza me provoca un alto grado de morbosidad, que se manifiesta en cosas como mordiscos y lamidas en ella y también una buena arremetida de frotaciones fálicas allí.


Hombros y cuello: Estos también me ponen wild, nada como un buen par de hombros y cuello gruesos para empezar a arremeter con mordiscos y lengüetazos…me parecen partes suculentas, apetecibles y que alojan una gran parte de la virilidad que me gusta y hace perder los estribos…es cuando me abrazan con fuerza cuando yo busco con mas ansiedad morder el pecho, hombros y cuello de mi consorte con bastante sensualidad.


Axilas: Desde niño he observado y sentido fascinación pro esta parte…me gusta su forma sus pelos y ese particular olor que adquieren al mezclarse su aroma propio con el desodorante…grrr, simplemente me desenfrenan por completo…a esta parte del hombre prácticamente le practico un devoto ritual en el que una buena chupada, olfateada y lamida…han logrado no solo la sorpresa, sino la excitación de mas de uno…quizá no sientan mucho, pero mi actitud cuando esto pasa, los pone hot.


Boxers blancos y negros: No se porque pero ver el paquete de un tipo en un bóxer blanco o negro, me excita tremendamente, tanto que me lanzo casi automáticamente a probarles el pene semi erecto sobre el bóxer puesto, y meto mi lengua en el elástico de forma tal que la punta del glande se asome y empezar a juagar…wooff esto me deja listo para hacer mamadas monumentales.


Aroma a verga con colonia: Si algo me gusta cuando me acerco a hacerle sexo oral a mi amante para hacerle sexo oral..es ese aroma propio de la verga..un tanto ureo pero similar al grafito de un lápiz, mezclado con una colonia maderosa…esa vaina me pone a mil y he notado que cuando esta presente es cuando mas me esmero por hacer la mejor mamada posible.


Hombres de traje formal: Ni hablar, nada me parece mas sexy que tomar a un ejecutivo de su corbata, lanzarlo a la cama y tirar con el semivestido…jejeje.


Tipos excéntricos: No lo se, pero algunos punks, metaleros, skinheads, goticos , leathers y ecléticos (dicese con look y actitud crazy), me llaman la atención de forma morbosa y provocan en mi muchas fantasías…grrr…eso si, tienen que ser bien viriles…cero emos y reguetonneros, también fashionistas y hippies.


Hombres Rudos, Mayores: Los rugbiers, luchadores o simplemente los tipos con actitud ruda, me fascinan porque emanan altas dosis de testosterona (como yo, que soy un rude boy), pues son sujetos con hombría supermarcada. También los hombres mayores me parecen interesantes, pues saben mas mañas que uno y si que se aprende con ellos…no me van los que de rudos se pasan a ordinarios, ni los que se pasan de maduros a ancianitos viejos verdes.


Bueno he ahí una pequeña muestra de mi sexualidad, en cuanto a mis gustos y fetiches, bien espero para la próxima algo mas hot…como mis poses sexuales predilectas.

1 comentario:

Rojo dijo...

Mira que buena recopilación de detalles que hacen atractivos a los osos. Si que tienes buen gusto. ;)

Saludos!