lunes, 7 de septiembre de 2009

En Colosos...¿Donde Estan los OSOS?


Este fin de semana entre mi ya nuevo habito de ir a Storyville a conversar, tomar una buenas cervezas y escuchar buen blues, jazz, funk, bosa nova e incluso rock n' roll y swing; por sugerencia de uno de mis amigos, partimos a Colosos, el famoso bar de osos de Bogotá.

Era como la tercera o cuarta vez que iba, y como por variar, me pregunte, ¿Donde carajos estan aqui los osos?...Es decir, salvo por mucho dos personas (entre ellos mi acompañante) aparte de mi (y eso que yo no es que sea la quinta esencia de lo osuno), nada correspondía a la estética mínima del oso, pues lo que mas veía era gente que no encajaba en el modelo, solo eran hombres maduros (algunos pasados de maduros) algo subidos de peso, de pronto si velludos pero estéticamente el sabor criollo de estos personajes hacia que no cuajaran en lo que uno suele ver como oso; además de eso, los chasers que vi eran tan insípidos o tan feos, especialmente pasados de flacos que nada que ver...y no lo digo de esa noche, lo digo incluso de las otras pocas que he estado ahí. Además cabe añadir que hay unos personajes que violan otro parámetro de los osos que es básico, ni mas ni menos que la hombría, porque a veces al bailar o al hablar se parten de un forma que suele dar pena ajena.

Pero es natural que en nuestra patria querida se terjiverse conceptos extranjeros como lo es la subcultura de los osos...y así pasa en todo, por ejemplo no mas observen como son los punks, metaleros, gótico y hasta los patético emo que hay en esta ciudad...no se si sera ese aire tropical que envuelve a este país que le pone el poncho y el sombrero vueltiado que transforma todo en rumba de cantina de pueblo o en paseo bugeño.

En fin, cabe señalar que Colosos es un buen y loable intento por generar el espacio en la comunidad osuna pero que a esta aun le falta madurar, además es de agradecer al menos un espacio fuera de ciertas tipicidades gay que vemos en theatron u otros sitios gays mas tradicionales, siendo Colosos un lugar amigable para aquellos gays maduros o que no son kens de gym ni efebos, sino para hombres muy cotidianos, por eso mismo felicito a los dueños de Colosos, aunque unas mejoras al concepto le vendrían de perlas al local.

También aprovecho este post para felicitar a Fredy Poveda (aka Makiavelo), uno de los organizadores de los eventos de Colombiabear, por el animo y empeño que le ha puesto a la movida osuna bogotana, donde se ha ido puliendo el concepto bear a pesar del sabor tropical que nombraba, particularmente he idoa tres eventos y la he pasado super (aunque no haya mucho rock que digamos), porque poco a poco han afianzado los conceptos de hombría y fraternidad propios de la comunidad osuna, además que estéticamente es notable que si hay asistentes realmente osunos en los eventos.

4 comentarios:

Goblin dijo...

QUE MAS PUEDE PEDIR DE COLOSOS.
ES LO UNICO QUE PUEDO DECIR

Monchis dijo...

Dios los cría y ellos se juntan!!!

Me complace que una parte de la comunidad tenga lugares en los que pueda compartir con sus semejantes en gustos.

Yo prefiero el ambiente frívolo y las figuras light de gimnasio; sin embargo debes tener en cuenta que la estética asociada a los estereotipos gay ya le lleva muchos años de ventaja a los osos.. pero poco a poco se irán abriendo también espacio.

Saludos,

Anónimo dijo...

colosos es un asco

El Joker dijo...

Jajaja

La ultima vez que fui a Colosos no me dejaron entrar... y no por que no parezca merecerlo... ni idea.

Hablas del "estereotipo" o la figura osuna y de lo que cabe o no en esa figura.

No es precisamente el estereotipo lo que nos priva de conocer mas o mejores personas por el simple hecho de "no encajar"?...

Mi pregunta no es con el ánimo de controvertir tu posición, completamente válida y respetable, la hago mas con la idea de dejarla en el aire.

Eso si, dejando claro...para gustos, los colores jejeje