jueves, 27 de enero de 2011

LA DURA VERDAD PARTE 2

En el orden de ideas del articulo anterior hoy abordare un tema peliagudo, si señores, ni mas ni menos que la hombría.


¿Qué es hombría?, partamos de esta simple pregunta, porque el hecho de haber nacido hombres automáticamente no nos hace varones, osea, no es algo que nos ganamos por el simple hecho de mear parados, ni por vestir o hablar como hablan todos los hombres o hacer las cosas que hacen los hombres nada mas, hombría es más que esa pose de macho alfa que nos han querido vender que supuestamente solo es válida si eres heterosexual. La masculinidad es una actitud que no se fuerza, que nace naturalmente y se extiende a todos los aspectos de la persona que se identifica con dicha actitud como exaltación de su género mas no necesariamente incluyendo su sexualidad.

Entonces en el mundo gay nace cierto sentido de superioridad estúpido por aquellos que se denominan o creen no obvios, dicese, masculinos, cuando pues compararse con un montón de locas no es un buen referente y cualquier gesto mas rudo automáticamente te convierte en el macho de la manada pues como dicen por ahí, en tierra de ciegos el tuerto es rey.

A larga poco interesa si alguien se siente mas o menos marica por eso, y esa excusa para discriminarnos entre nosotros es una completa majadería, porque a la larga se es gay siempre y uno sienta deseos por un hombre y se revuelque con este sin importar cuan gruesa es tu voz, cuan peludo es tu pecho, que seas “el hombre de la relación” por ser quien exclusivamente penetra y tener un culo virginal que jamás abre sus puertas a los placeres del sexo anal, porque claro, sos el mero macho…a otro perro con ese hueso.

Tambien están los que realmente se esfuerzan un montón por cohibir sus plumas de la forma que sea. Unos simplemente viven en la eterna paranoia y psicorrigidez de no dar muestras de comportamiento afeminado alguno, otros creen que tapando su maricada con cosas propias de los heterosexuales como música rock, deportes rudos, artes marciales, futbol y ser unos completos atarbanes ya se salvan de ser unas locas…jejeje, déjenme decirles que esos me dan risa, porque se ven mas fingidos que el sabor de un Bon Ice y solo pintan su arcoíris de otros colores, como la bandera parda de los osos en Bogotá, que es la misma mierda arcoíris de siempre pero solamente llena de de gente horrible, acomplejada y presuntuosa que alimentan sus lastimados egos en un reinado inexistente donde buscan ser los machos alfa de una manada de “ locas atrapadas en una bola de manteca y pelos” (frase que robo de mi buen amigo Vampirin).

En ese orden de ideas ser masculino es algo de por si extraordinario, puesto que hasta hay tipos afeminados con mas bolas que muchos de nosotros enfrentando la vida, es decir, si no tienes peso en las pelotas para asumir las cosas como vengan con verraquera así estés cagado del susto, de nada sirve tu voz grave, tu vello facial y corporal, la loción tipo old spice que hace que huelas como un semental, ni rascarte las bolas por doquier, porque la verdadera hombría nace de allí…no de las bolas en sí, sino de tener peso en las decisiones que se toma, de enfrentarse a las circunstancias con valor, enfrentar los temores y atreverse a luchar por lo que se sueña cueste lo que cueste, siendo si mismos sin importar que opinen al respecto.

Por eso por lo que a mi respecta hay mucho mas marica del que creemos y muchos de los que llamamos locas son mas varones que otros tantos.

Así que antes de lanzarnos a juzgar si somos mas machos que otro, primero mirémonos a nosotros mismos, o acaso es muy valeroso vivir enclosetado, como para criticar a aquellos que si bien son muy obvios en su salida, realmente están asumiendo las consecuencias de ello día a día con valentía y orgullo su condición homosexual…no comparto tanta extravagancia pero la respeto y la admiro, sobre todo quien admite quien es, no como en los osos que todos se creen más machos que los demás y reitero, son las mismas maricas de siempre, o esos tipejos que viven esculpiéndose en un gimnasio y tienen más bíceps que testosterona y sesos, o que estas solo les sirven para ir fornicando por ahí de rumba en rumba mientras se les va la vida en pendejadas.

Esa es estimados lectores…LA DURA VERDAD.

3 comentarios:

El Joker dijo...

Mr Bliss

Ciertamente estamos de acuerdo con eso.

La hombria la relaciono con luchar por conseguir las propias metas.

He conocido mucho "Hombres" que se acobardan ante pruebas de la vida... y a una que otra "diva" que sabe salir adelante ante las adversidades.

En mi concepto tambien estigmatizaba a los que van al gym... hasta que comencé a ir yo tambien y entendí que las generalizaciones, simplifican, aplanan y a veces desconocen las particularidades propias del ser humano.

Joey dijo...

Pues este tema tiene tanto de largo como de ancho, pero si de hombrias se trata el que es un verdadero macho no necesita demostrarlo, sin embargo no niego que la sociedad en general confunde la orientacion sexual (es decir lo que nos gusta comernos) con el rol de género (Que es como nos gusta vernos).

Esa es la razon de afirmar siempre: "Marica pero muy macho"

monsieur jc dijo...

toda la razon... siempre me ha dado risa esos que se creen muy hombres y golpean a las mujeres o no pueden soportar la responsabilidad de sacar adelante una familia... frente a esos "hombres", me siento orgulloso de ser lo que soy... saludos... me gusto este blog...