martes, 24 de agosto de 2010

Y tu Querido Principe Azul sigue siendo un Verde Sapo

Hacia rato que no escribia nada aca, pero bueno, tras ese estado que llamamos tusa (para los no entendidos es lo mismo que despecho) y reflexionamos con aquellas preguntas habituales (¿En que me equivoque?, ¿Ysi yo hubiese hecho esto o aquello aun estariamos juntos?, etc) que se resumen en el porque de todo termino.

Entonces al principio el era aquel principe en su corcel y nosotros afortunados dejabamos de besar sapos porque aparecio este con todo aquello que soñamos en un hombre en esa magia de las primeras citas donde nada falla y todo es como nadar en un maldito mar de endorfinas y feromonas.

Luego cuando ya esta claro que seguiran un buen tiempo juntos y tras los primeros besos empieza esa mutua tranformacion reversible que nos lleva a la realidad de estar besando un sapo mas y entonces ya la perfección se va disipando, ademas que las endorfinas y feromonas se empiezana teñir de amarga bilis. Es en este punto crucial donde elegimos si vamos a seguir alli porque verdaderamente nos enloquece esta persona con todo y verrugas en lo que llamamos enamorarnos o si simplemente nos encerramos en la fantasia vistiendo a este adorable sapo como el principe que conocimos.

Y asi como en el relato del traje del emperador asi este este desnudo decimos que le vemos vestido cuando elegimos ese camino del capricho en el cual idealizamos a un perfecto imbecil al cual se le aguantaran todos los desplantes y canalladas pretndiendo no verlas o justificandolas todas al punto de dejar que pateen tu autoestima como una vil lata apachurrada en la calle. El sguira siendo entonces ese principe pero ni siqiera sera un sapo, sino un parasito rastrero que solo pensara en si mismo y te usara a tu acomodo para que le sigas alabando en su trono y reino inexistente donde solo tu eres el unico cortesano, comcubino, siervo y doncello, pero eso si, jamas el otro principe o miembro real de su eleccion, pues su egoismo no le permite mas realeza que el mismo.

El seguidor del principe siempre tendra excusas..."es que el me quiere pero no sabe manifestarlo", "es que esta confundido", "es que esta estrsado", "es que necesita aire", "su terpaeuta dice que anda en una etapa egoista"...y el principe no hara sino ir y venir a tragar lo mejor de ti para luego cagarse encima de tus sueños...y tu, cual corpofago recibes dichoso esa mierda en la que quieres convencerte es su amor por ti...dejenme me rio de los idiotas que piensan asi y luego andan hacidendo dramas culos cuando les dan la verdadera patada en el culo y no se atreven a admitir lo que sucede por mera pena o por evitar el clasico "te lo dije".

En cambio el elegirle tal cual es el sapo con todo su verdor y verrugas y ademas entender que tu tambien eres un igual estando dispuesto a que primero puedas vivir con ello igual que el, es la verdadera forma en que se elige enamorarse y permitir que se enamoren de ti, es saber que aunque hayan cosas que no cuadren o que simplemente no estan dentro de lo que pensabas sigas ahi y que el haga lo mismo, es valorar que alguien te quiera tal como sos y que vos lo hagas igual, porque este asunto es de dos no de uno (aprendi por la mala esto de la dualidad en el amor, pero es preferible entenderlo ahora que nunca). Entonces la magia de la cotidinaeidad los envuelve al punto de disfrutar hasta momentos tan mundanos como compras de verduras o un cafe de 15 minutos a la hora del almuerzo. Jamas se justificaran nada,asumiran las fallas del otro y las propias tratando de reconciliarlas hasta donde sea posible, siendo ambos dos soldados en la guerra de la vida cuidando sus espaldas mutuamente y con fiereza que con cada batalla y crisis afinzaran su dulce pacto.
En ese orden de ideas muchas veces caemos no solo en el vicio de vestir sapos de principes que a la larga vienen siendo como decia vampiros de lo mejor de nosotros y todo por ese miedo de no estar solos, o bien elegir al sapo equivocado que al ver que nosotros somos otro batracio, preferira ir en busca de ese inexistente principe que solo existe en sus fantasias, y es por ello que caemos en esos malos amores que si bien de ellos aprendemos mucho algunos, otros no parenden y caen en circulos viciosos, especialmente si estas enamorado mas del amor mismo que de la persona en si.

Eso responde todas las preguntas del primer parrafo, lo que esta bien hecho, que no y el porque estas ahi, asi que meditenlo realmente prefieren un sapo o un falso principe.

3 comentarios:

Goblin dijo...

En muchas cosas tenes la razon y mas en que uno es el que idolatra un batracio en vez de darse cuenta de lo batracio que es esa persona

El Joker dijo...

Me gusta la reflexión.

Mas cuando, camino a la oficina, vi en una librería el titulo de una publicacion hasta llamativo que encaja perfectamente con idolatrar a un batracio... "No ruegues amor".

Comparto la idea de que muy posiblemente es el temor a la soledad el que nos hace quedarnos con ese "al menos"...

MYTHOS DES VAMPIRES dijo...

para mi que pasé por esas, en una primera vez, puedo decir que nadie esta excento de caer en esta situación. En estos momentos de mi vida empiezo a entender y disfrutar mi soledad. Empiezo a desacerme de ladrillos mentales y estigmas pendejos. Me sirvió de muchas maneras tener una relación, pero ahora es momento de brillar por mi mismo